Mi biblioteca

04 mayo 2015

GENTE DE POCA FE


- ¿Quieres dejar de silbar de una vez esa maldita y cansina canción? 

El fantasma lo acechó perplejo y desconcertado. El barquero, haciendo caso omiso del patético espectáculo que le brindaba el ectoplasma, se alejó remando de la isla en su desvencijado bote. Sus podridas cuadernas habían vivido mejores derrotas. Arrebujado en su roído y mohoso abrigo marinero de lana basta, escupió ruidosamente por encima de la borda.


El fantasma, abatido, dejó deslizarse a lo largo del cuerpo sus mutilados miembros presa del desánimo. El oficio de aterrorizar ya no es lo que era. Tendría que reciclarse o morir. Prosiguió su eterno deambular levitando sobre la estela que dejaba la barca en la superficie del agua en busca de gente menos descreída. 



13 comentarios:

María Solano Jiménez dijo...

Comparto.

Maríjose Luque Fernández dijo...

un buen.micro. .un abrazo

juantobe1 dijo...

Muchas gracias, María. Saludos y que tengas un buen día. :-))

Chame Pérez. dijo...

Muy bueno. Nadie se adapta a los cambios que les hacen cambiar.

juantobe1 dijo...

Gracias, Chame. Absolutamente de acuerdo contigo. Hay un adagio latino que nos viene a recordar esto mismo. "Mutatis mutandis" (cambiar para que nada cambie). Me alegro que te haya gustado. Por cierto, aprovecho para indicarte un nuevo microrrelato que he publicado en la Comunidad de Google+ "Cuentos Sabios", por si quisieras echarle un vistazo. Saludos y que tengas una buena semana.
https://plus.google.com/115482332832249172283/posts/dcKgMnzQS3v

Chame Pérez. dijo...

Buscaré el tiempo bajo las piedras,
llenaré mis espejos de recordatorios,
haré mis pasos ligeros y exploratorios
hacía esos caminos hechos de sapienza.

Helena Vélez dijo...

En verdad este microrrelato es sabio, contiene más de una lección. Por una parte, si se deja de prestar atención al que tiene por costumbre molestar, se le obliga a dejar de hacerlo. De otro lado, es preciso estar abierto a los cambios, nada es estático. El mundo cambia y el entorno está en constante transformación, el que no cambia se desadapta.

Skuld dijo...

Como decía mi abuelo "ten miedo de los vivos, no de los muertos". Muy bueno. Un saludo.

Alejandro de Castro dijo...

Reciclarse o morir.. Quizá cambie el oficio o la zona de actuación, ese tipo de barqueros no interesan, le destrozan la autoestima, daña el autoconcepto. Jjajaa..

Fatima Rojo Delgado dijo...

Me ha gustado mucho. Los muertos no son tan perjudiciales para la salud como los vivos.
Te felicito.

mariaÉ nieto dijo...

Jajaja... buena cachetada al terror trasnochado y manido. Es verdad, el terror debe reinventarse. Me gustó.

Chari BR7 dijo...

Me encanta tu micro. Es curioso, has conseguido que me de penita el fantasma, jajaja. Muy bueno

Eva Mercader dijo...

De traca, Juan. Todos los oficios están en crisis... Genial, my friend.