Mi biblioteca

22 mayo 2015

Real... como la vida misma.


A continuación, dos microrrelatos elaborados a partir de la primera frase del mismo.


Cuestión de números.


Ya no podíamos contar con él, aunque nadie lo lamentara. Sólo las cuatro plañideras de turno gimotearon durante un buen rato cuando se hizo oficial la noticia. Que se quitara de en medio cortándose las venas era comprensible; ya no le quedaba nada a lo que aferrarse. Que lo hiciera estropeando la mullida alfombra persa de su despacho no tenía perdón. Habría que redecorarlo todo de nuevo. Una persona tan leal a los principios de austeridad que él mismo había instaurado en la empresa se lo tendría que haber pensado dos veces o bien despedirse en el retrete. Curiosamente, la venganza siempre fue su plato favorito.

________________

Ante todo, organización.

Y las azules, las del abuelo. Supongo que verían al pobre hombre con sus pañales y tuvieron la amabilidad de entregarnos unas sábanas para que la orina no empapase el ajado colchón de espuma donde tendría que pasar las noches. Fueron las últimas indicaciones que recibí antes de que cerrara la puerta aquella señora achacosa. Si bien era de agradecer la iniciativa de aquella organización, el desahucio me había dejado noqueado. Nos metieron a todos en un pequeño cuarto y nos apañamos para organizar los pocos enseres que habíamos podido sacar cuando la policía nos desalojó sin miramientos de nuestra casa. Cerré los ojos.





7 comentarios:

Bénjamin J.Green dijo...

Me han gustado mucho estos micros Juantobe, los he leído con gran placer.
Dos grandes temas sociales que has manejado muy bien, me han encantado.
Un saludo y un feliz fin de semana.

juantobe1 dijo...

Gracias, Benjamín. Me alegra mucho saber que te han gustado los micros. Un placer tenerte en mi blog, que es tu casa, comentando. Saludos afectuosos y buen fin de semana. Juan Antonio.

Deya Aguilar dijo...

Hola Juan Antonio.
Cuestión de números. Qué bueno. Jajajaja. Me hiciste recordar una anécdota que le pasó a un amigo con algo parecido. "A mi no me importa que te hayas muerto, me importa es mi alfombra y el gasto que me vas a causar" El materialista y el vengativo.
Aunque no lo creas. La venganza es uno de los sentimientos más viles que causa mucho daño y es un platillo que se degusta frio.

Ante todo organización, es el cruel reflejo de una triste e inhumana realidad social.

Muy buenos ambos, los difruté.

Saludos afectuosos.

PD. Juan. Estoy pendiente con la redimensión del micro y las palabras. ¡Ando full chola! Estoy en exámenes.

Deya Aguilar dijo...

Hola Juan Antonio.
Cuestión de números. Qué bueno. Jajajaja. Me hiciste recordar una anécdota que le pasó a un amigo con algo parecido. "A mi no me importa que te hayas muerto, me importa es mi alfombra y el gasto que me has causado" El austero materialista y el vengativo.
Aunque no lo creas. La venganza es uno de los sentimientos más viles que causa mucho daño y es un platillo que se degusta frio.

Ante todo organización, es el cruel reflejo de una triste e inhumana realidad social.

Muy buenos ambos, los difruté.

Saludos afectuosos.

PD. Juan. Estoy pendiente con la redimensión del micro y las palabras. ¡Ando full chola! Estoy en exámenes.

juantobe1 dijo...

Hola, Deya. Sí, has captado a la perfección los mensajes claves encerrados en ambos micros. Que haya suerte con los exámenes y demás rudimentos académicos. Con afecto,
Juan Antonio.

Siloe Sombra dijo...

Dos microrelatos de total actualidad, perfectos de forma y con la esencia descriptiva necesaria... felicidades por tu trabajo.
La realidad que reflejan son las de una sociedad enferma y doliente...
Un afectuoso saludo.
Reme.

Jordi Cabré Carbó dijo...

El segundo excelente y el primero excelente y sorprendente.