Mi biblioteca

20 mayo 2015

Vivo sin vivir en mí.



- Doctor, ¿está seguro que me quedan dos meses de vida?
- Es lo que puede interpretarse de las pruebas que le acabo de realizar. Es un cálculo aproximado, ciertamente. Pero sí, estoy convencido. Su corazón dejará de latir entonces. 
- ¿No podría hacer algo para evitarlo?
- No es fácil, créame. Aunque la ciencia médica ha avanzado mucho en los últimos años, lo suyo tiene un origen genético, una extraña mutación cromosómica. Por resumir y para que me entienda, podríamos decir que se trata de una cita programada. Además, permítame ilustrar el caso sin ánimo ofensivo, usted ha colaborado activamente con su sedentarismo, ingesta desaforada de grasas, azúcares, hipertensión y poco espíritu...


- ¿Espíritu, a qué se refiere exactamente?
- Bueno, hombre, es una manera de hablar. En cualquier caso, en estos momentos le vendrá bien carecer del mismo; evitará que se agobie en exceso o llegue a la desesperación.
- Entiendo. Por cierto, doctor, ¿me dolerá mucho?
- Pues mire, por lo que me han contado, dependerá de algunos factores...
- ¿Factores? ¿Qué quiere decir?
- En su caso, no debe preocuparse demasiado. Será un mero evento mecánico, un acontecimiento físico, prácticamente indoloro. Además...
- ¿Sí, doctor?
- No se impaciente, buen hombre. Le decía que lleva usted varios años muerto. Su cuerpo se ha limitado a sobrevivir mecánicamente al entorno.
- Me tranquiliza usted, doctor.
- Ya se lo decía yo, lo suyo no tiene mayor importancia. Si supiera lo que tenemos aquí en consulta todos los días...
- Me hago cargo...
- Deje de preocuparse y limítese a vegetar como lleva haciendo desde hace más de tres décadas. Siga enchufado al televisor y disfrute de sus efluvios narcotizantes, le mantendrá relajado...
- Si me lo permite, es usted un ángel...
- Lo sé. Buenas tardes y anímese...
- Gracias, doctor.
- ¡Siguiente!

9 comentarios:

Luis Sadra dijo...

Muy Bueno, me encanto!!!

Soraya Trinidad dijo...

Diagnóstico: Ya estaba muerto. ¡Siguiente!
Genial, me ha encantado, es muy bueno.
Un abrazo.

juantobe1 dijo...

Hola, Soraya! Gracias por tu comentario. Me alegra mucho saber que te ha gustado este micro. Nos seguimos leyendo. Un abrazo. :-)

Angel Romero Ibánez dijo...

Que más da cuando suceda el hecho, el diagnostico lo doy con Soraya.
¡Enhorabuena por él!
Un saludo.
Ángel Romero.

juantobe1 dijo...

Gracias, Ángel. Un saludo. *Juan Antonio*

Deya Aguilar dijo...

Muy bueno Juan Antonio. Me gusta. El doctor que atendió el caso, aunque sea San Pedro de allá arriba, me recuerda al mismísimo doctor Chapatín con su aureola, ¿lo recuerdan? jajaja. Por otro lado, en la actualidad el ritmo moderno de esta vida demanda múltiples actividades a realizarlas casi todas en forma simultanea. Así que andamos "sobreviviendo mecánicamente al entorno", es decir; muertos en vida, o sea, programando sin darnos cuenta nuestra cita. ¡Qué tal!.

Saludos afectuosos Juan Antonio

juantobe1 dijo...

Me alegra saber que te ha gustado. Ciertamente, el micro admite muchos mensajes y lecturas. La tuya es una de las más acertadas. Que tengas un buen día. Saludos con afecto.

Deya Aguilar dijo...

¡Reclamo! Hola Juan Antonio. ¿Qué tal? Sácame de esta duda, por favor. ¿Porqué en mi comentario aparece eliminar comentario de edupsique? ¿Estoy haciendo mala reflexión, la hice por donde no debía o está muy larga? Además, tu retroalimentación la sentí muy a secas, tan siquiera me saludaste con esa simpatía que te caracteriza. Te recuerdo que: ¡Para nosotros es normal siempre estar con el buen sentido del humor, de toda situación hacemos un chiste!, pero si es mal interpretado para ustedes, oriéntame por favor que no me molesto. Somos culturas diferentes. y nunca es tarde para aprender. Mis respetos para tí querido amigo.

Gracias, soy sincera.

Afectuosos saludos en este día lluvioso.

juantobe1 dijo...

Hola, Deya. Intentaré explicarme, amiga mía. Google+ permite que el autor de un comentario, al tiempo que lo crea, lo pueda editar o, incluso, eliminar. Es una atribución (positiva) que el sistema ofrece al escritor de ese comentario para que haga lo que estime oportuno con el texto. Si le ha gustado, lo deja. Si cambia de opinión, lo quita. Así de simple. Es, además, un proceso absolutamente automático, lo hacen los "robots" (sotfware) de Google que, hasta donde yo sé, no trabajan más que con instrucciones y no tienen sentimientos. Hecha esta aclaración. Tu reflexión, en particular, me pareció muy interesante. Por acá, como en todos sitios, hay gentes y estilos. El sentido del humor, en cualquier caso, es una de las señas de identidad que me caracterizan. Por tanto, quédate tranquila. Tus palabras son siempre bienvenidas y tu empatía y sinceridad, aún más.
A modo de ejemplo, y a mayor abundamiento, este comentario que escribo en estos momentos así como el otro que pusiste son autorizados directamente por el propietario de este blog (por mí, en este caso). ¿Crees que si hubiese existido o existiera el más mínimo atisbo de recelo serían publicados).
Un fuerte abrazo. Que tengas un maravilloso fin de semana.
Juan Antonio.